La óptica

Historia

Los orígenes de la óptica se remontan a 1915, con el abuelo Emilio Peralta Pérez, cuando apenas se trataba de un multicomercio en Orihuela. Allí se ofrecía al público un sinfín de artículos: perfumería, géneros de punto, confección y el servicio pionero de graduación y montaje de anteojos. Aún no existían médicos oftalmólogos.

 

No es hasta 1956 que salen las primeras promociones de ópticos del Instituto Daza de Valdés. Es así como Emilio Peralta Guillén sigue los pasos de su padre, especializándose en distintas empresas emergentes del ramo de la óptica en Madrid y Barcelona. Desde entonces se estableció como óptico en la calle Cardenal Loaces, 10 hasta 1980.

 

Finalmente, Emilio Peralta Felices sigue la tradición familiar diplomándose en la Escuela Universitaria de Óptica de Madrid (Complutense), en la 3ª promoción del 75-76. Desde 1983 se establece definitivamente en la óptica de la familia ubicada en la Avenida Teodomiro, 18.

 

Actualmente contamos con 300 metros cuadrados de exposición óptica y un equipo de expertos en salud visual que podrán orientarte y ayudarte en buscar la mejor solución a tus problemas.

Servicios

– Servicio de óptica en general: monturas graduadas y de sol; gabinete de optometría y lentes de contacto; óptica de precisión.

 

– Tonómetro para la detección de glaucoma; retinógrafo para detectar posibles patologías en retina, autorefractómetro de última generación para detectar defectos visuales; gabinete computerizado.

 

– Disponemos de un espacio para salud visual en el cual dispensamos los últimos productos de cosmetología hipoalergénica (gel descongestivo, emulsión desmaquilladora, lifting efecto luminosidad, sérum, gel antiestrés, toallitas desmaquilladoras, eyeliner, sombras de ojos, máscara de pestañas, corrector iluminador).

 

– También disponemos de una línea de nutrición ocular (infusiones y cápsulas).